Evite infartos comiendo frutos secos

Actualizado: 29 de nov de 2018

Estudios recientes han puesto de manifiesto que el consumo frecuente de frutos secos (nueces, avellanas, almendras, …), puede tener una acción protectora frente a la enfermedad coronaria debido a los efectos beneficiosos sobre los lípidos sanguíneos (efecto hipocolesterolemiante) y posiblemente a través de otros mecanismos. Son una buena fuente de ácidos grasos mono y poliinsaturados con un buen perfil lipídico, pero también aportan otros componentes: arginina precursor del óxido nítrico, ácido alfa-linolénico, magnesio, cobre, potasio, fósforo, selenio, ácido fólico, vitamina E, fibra dietética (de la que un 25% aproximadamente es fibra soluble), fitosteroles y diversos fitoquímicos potencialmente bioactivos.



3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo